5 re nombres de la literatura argentina que no son Borges

Ateneo

El Ateneo – PH: Lauro Maia

Si hay algo por lo cual Buenos Aires es conocida, es por su bullente escena literaria. La ciudad está llena de librerías, editoriales, y gente que lee y escribe, y si bien los nombres de Borges y Cortázar suelen ser los primeros evocados cuando se trata de literatura local, hay que hacer aún mucho más lugar en la estantería para la literatura argentina. Aquí, proponemos cinco autores/as argentinos/as que vale la pena conocer como punto de partida.

Roberto Arlt: Contemporáneo a Borges, que pertenecía al Grupo Florida de autores más “refinados” de la escena literaria de la época, Arlt fue uno de los máximos exponentes del antagónico Grupo Boedo que escribía con un enfoque más social. Sus novelas, a veces más directas, otras más complejas, retratan una Buenos Aires áspera habitada por personajes únicos. Entre sus novelas más conocidas se encuentran El juguete rabioso, Los siete locos, Los lanzallamas y Amor brujo.

Silvina OCampo: Otra contemporánea de Borges, hermana de Victoria OCampo  y esposa del autor Bioy Casares, Silvina escribió mayormente cuentos y poesía. También estudió dibujo y pintura y fue una de las primeras escritoras mujeres argentinas en recibir reconocimiento por su trabajo literario, conjuntamente con las poetas Alfonsina Storni y Alejandra Pizarnik.  Sus narrativas son generalmente fantásticas o surrealistas y evocan un rico imaginario en el que se exploran temas recurrentes como la infancia, los espejos y la transformación.

Rodolfo Fogwill: Egresado de sociología y primero publicitario, Fogwill comenzó su carrera como escritor de grande y pudo focalizar en ella luego de que ganara el primer premio de un certamen literario con su cuento Muchacha punk. Su novela más conocida es Los pichiciegos que retrata la guerra de Malvinas, si bien Fogwill la escribió antes de que la guerra hubiera terminado. Como dato de color, cuenta el rumor que fue escrita en un lapso de 72 horas de frenesí literario.

Juan José Saer: Las atmósferas creadas a partir de condiciones climáticas y paisajes tupidos enmarcan las narrativas sinuosas de este maestro de la novela. Algunas de sus obras más conocidas incluyen El limonero real, Nadie, nunca, nada, y Glosa entre muchas otras.

Ricardo Piglia: Reconocido internacionalmente como un autor emblemático de la literatura latinoamericana, Piglia escribió cuentos, ensayos y novelas donde se tocan temas relacionados a la verdad y la ficción, y a la política y la sociedad. Sus novelas más conocidas incluyen Respiración artificial, La ciudad ausente y Plata quemada. 

 

Buenos Aires Literaria

libro- SantiDeFerrol.jpg

(foto-Santi DeFerrol)

Esta noche se lleva a cabo la Noche de las Librerías con una oferta amplia de actividades literarias incluyendo charlas, lecturas, jams de poesía, música en vivo, cadáveres exquisitos y más (la programación entera se encuentra disponible aquí). Al fin y al cabo, Buenos Aires es una ciudad de lectores, lectoras, escritores y escritoras, por lo que suele haber una gran oferta de actividades literarias en la ciudad y también muchas y variadas librerías que vale la pena explorar.

La librería porteña más conocida es El Ateneo Grand Splendid sobre Avenida Santa Fé, considerada una de las más bellas del mundo. Otras en Palermo, como Dain Usina Cultural, Libros del Pasaje y Eterna Cadencia, son espacios ideales para mirar libros y para sentarse a tomar un café, mientras que la librería Alamut comparte espacio con Autre Monde donde también se puede conseguir buen vino. Son conocidas también las librerías de la Avenida Corrientes y los puestitos de libros usados cerca de Plaza Italia.

Otra opción para explorar el lado literario de Buenos Aires es hacer un tour con Lara Mirkin. El tour que ofrece incluye la lectura de un cuento escrito por un autor local, y luego la exploración de los espacios propios del cuento y del autor en la ciudad, así como también una pausa en uno de los tradicionales cafés porteños. Los tours se ofrecen en inglés o español y deben reservarse con anticipación, más información aquí.

La Biblioteca Nacional, y el Museo del Libro y de la Lengua, ambos en Recoleta, además de la Villa OCampo a las afueras de la ciudad, son lugares que también albergan historia literaria local, y que además ofrecen actividades vinculadas a la literatura.

Sin dudas que la mejor manera de conocer la literatura argentina es leyendo. Si bien los nombres más comúnmente evocados son los de Borges y Cortázar, la oferta es bastante más amplia y hay mucha literatura local que vale la pena conocer. Se sugieren algunos autores aquí y en la publicación The Buenos Aires Review se incluyen artículos de literatura argentina y latinoamericana en inglés y en español.